Todos los insertables de Lacunza están fabricados en hierro fundido de alta calidad y fabricados de acuerdo  a la normativa europea de obligado cumplimiento, EN-13229.
Dotados de cristal vitrocerámico templado de alta temperatura, (aguantan hasta 700º), ofreciendo una gran visión de fuego. Gracias a que incorporan un deflector para alargar el recorrido de los humos antes de salir por la chimenea, a la perfecta estanqueidad de todos ellos y con el adecuado control de la combustión conseguimos un alto rendimiento en todos los aparatos, llegando en algunos casos a porcentajes superiores de 75%. Equipados de sistemas de limpieza de cristal, por medio de una aportación de aire frío, el cual al ser más pesado que la atmósfera de la cámara de combustión  desciende hasta la base del aparato creando una cortina/protección del cristal que evita que las partículas que desprende el fuego se adhieran al cristal, manteniéndose limpio durante más tiempo.
Algunos modelos incorporan el sistema de doble combustión, a través del cual inyectamos aire precalentado en la cámara de combustión, aumentando sensiblemente la misma y reduciendo la emisión de CO a la atmósfera.
Todos ellos van dotados de ventiladores axiales con parada/puesta en marcha automática regulados mediante termostato a 50ºC. Incorporan salidas de aire caliente que nos brindan la posibilidad de llevar aire caliente a otras estancias diferentes a la que tenemos instalado el aparato.
Todos los insertables llevan un sistema de mano fría / manipulador que permite abrir y cerrar la puerta así como manipular los diferentes controles sin quemarnos.