El ladrillo para tabiquería y muros es, posiblemente, el material básico más conocido por todos y al que todo el mundo asocia el sector construcción.
Por definición, el ladrillo es una masa de barro cocida utilizada para construir paredes y muros. Pero esta simple definición no refleja la complejidad que un producto tan básico genera, debido a los diferentes formatos y costumbres, nomenclaturas y productos tan variados.

Las nomenclaturas y formatos más conocidos son:

Las nomenclaturas y formatos varían dependiendo de la zona y de la aplicación para la que son utilizados. Por ejemplo en la zona catalana se utilizan nomenclaturas para los huecos como supermahón, machetón, …..

El ladrillo hueco es un tipo de ladrillo que tiene la característica de tener unos orificios pasantes en su interior, en el sentido longitudinal del mismo. La finalidad de estos orificios es darle poco peso al ladrillo, aumentando así la manejabilidad por parte del operario que tabica la pared con él. Estos tabiques conforman pues, el cerramiento interior y aíslan tanto acústica como térmicamente, pero sin alcanzar valores como el ladrillo caravista y el ladrillo panal o gero , los cuales se utilizan para realizar el cerramiento exterior y deben aislar a la vivienda tanto de los ruidos de la calle como del frío o calor del exterior.

El gero y panal son, generalmente, utilizados como una sólida solución de doble hoja para muros de cerramiento y muros de carga.

La tochana es la solución de doble perforado horizontal destinado a múltiples usos en construcción.

El panal acústico es un tipo de ladrillo adaptado a los requerimientos acústicos más exigentes. Son ideales para la separación entre viviendas pero existen formatos aislantes al ruido aéreo que pueden ser utilizados en cerramientos y muros de carga.

El ladrillo de gran formato, como su nombre indica, es un ladrillo de dimensiones superiores a las de cualquier otro ladrillo existente. Sus  principales características son el ahorro de tiempo y dinero en mano de obra y mortero. Suele ser instalado por colocadores especialistas y es utilizado principalmente para la construcción de tabiques.

Son refractarios aquellos materiales capaces de soportar elevadas temperaturas. Los materiales refractarios por excelencia son las cerámicas. Este hecho propició la aparición del ladrillo refractario como ladrillo específico capaz de soportar condiciones extremas de temperatura elevada.
El ladrillo refractario tiene sus caras lisas, lo que disminuye la adherencia con el mortero, resiste bien la abrasión y es buen aislante térmico.